El Espíritu Santo en el A. Testamento

El Espíritu Santo En El A. Testamento

EL ESPÍRITU SANTO SE HACE PRESENTE EN LA CREACIÓN: ES EL VIENTO DE DIOS QUE SE CERNÍA SOBRE LAS AGUAS

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento de Dios aleteaba por encima de las aguas. Génesis 1, 1-2

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento de Dios aleteaba por encima de las aguas. Génesis 1, 1-2

“…con su atributo de bondad hizo fuerza a todos los atributos de Dios, y todos unidos hicieron fuerza a la voluntad y querer de Dios, para que con su poder crease seres que, sin ser dioses, puedan participar de sus grandezas y hermosuras, de sus felididades…” Decenario al Espíritu Santo, Francisca Javiera del Valle

Descargar “Decenario al Espíritu Santo” en pdf

LOS PROFETAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO HABLARON MOVIDOS POR EL ESPÍRITU SANTO

Los profetas son personas elegidas por Dios para hablar de Cristo, del Mesías que nacería en Israel para la Salvación de toda la humanidad.

Todas las profecías tienen su cumplimiento en Cristo, Dios y Hombre verdadero. Cristo es la plenitud de la Revelación de Dios a los hombres.

“Despreciado y rechazado de los hombres, varón de dolores y experimentado en el sufrimiento como de quien se oculta el rostro, despreciado, no le tuvimos en cuenta. Pero Él tomó sobre sí nuestras enfermedades, cargó con nuestros dolores, y nosotros le tuvimos por castigado, herido de Dios y humillado. Pero Él fue traspasado por nuestras iniquidades, molido or nuestros pecados. El castigo, precio de nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus llagas hemos sidof curados.” Isaías 53, 2-6

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu Amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *